Estímulos Psicología

TDAH

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta al sistema de autogestión del cerebro y a las funciones ejecutivas.

Los síntomas del TDAH incluyen:

  • Falta de atención (no poder mantener la concentración).
  • Hiperactividad (exceso de movimiento que no se ajusta al entorno).
  • Impulsividad (acciones precipitadas que se llevan a cabo en el momento sin pensar).

La mayoría de los casos se diagnostican cuando los niños tienen entre 6 y 12 años. A pesar de ello, investigaciones recientes han demostrado que muchas personas no manifiestan ningún síntoma significativo de TDAH hasta la adolescencia o la edad adulta.

Los síntomas del TDAH generalmente mejoran con la edad, pero muchos adultos pueden continuar experimentando problemas.

TDAH

Las personas con TDAH también pueden tener problemas adicionales, como problemas en sus relaciones personales, problemas de conducta, trastornos del sueño, de ansiedad, problemas con el uso o abuso de sustancias, entre otros.

Antes de poder hacer un diagnóstico preciso de TDAH, es importante explorar y descartar ciertas afecciones médicas, trastornos psicológicos u otras causas que pueden producir síntomas que se parecen al TDAH.

¿Cuál de estos niños puede tener TDAH?

  1. El niño hiperactivo que habla sin parar y no puede quedarse quieto.

  2. La soñadora tranquila que se sienta en su escritorio y mira fijamente al vacío.

  3. Ambos.

La respuesta correcta es la 3.

TDAH en Niños

Es normal que los niños ocasionalmente olviden sus deberes, sueñen despiertos durante la clase, actúen sin pensar o no paren de moverse en la mesa.

Puede ser difícil distinguir entre el TDAH y el «comportamiento infantil normal». Si detecta solo algunos signos, o los síntomas aparecen solo en algunas situaciones, probablemente no sea TDAH. Por otro lado, si su hijo muestra una serie de signos y síntomas de TDAH que están presentes en todas las situaciones —en casa, en el colegio y en el juego—, es hora de mirar más de cerca.

Los signos y síntomas que presenta un niño con TDAH dependen de las características que predominen:

  • Inatento, pero no hiperactivo ni impulsivo
  • Hiperactivo e impulsivo, pero capaz de prestar atención
  • Inatento, hiperactivo e impulsivo

¿Cómo ayuda la terapia psicológica en el tratamiento del TDAH en Niños?

Aunque puede haber muchas formas de ayudar a estos niños en casa, es posible que necesites buscar ayuda profesional. Los especialistas pueden ayudarte a desarrollar un plan de tratamiento eficaz para tu hijo. Dado que el TDAH responde mejor a un tratamiento multidisciplinar, es aconsejable consultar con varios especialistas, que trabajando de manera conjunta, elaboren el plan más adecuado.

Desde el ámbito de la Psicología, se ha demostrado que la terapia conductual que se centra en la modificación de conducta, es un tratamiento muy exitoso para los niños con TDAH.

La terapia se inicia evaluando las fortalezas y debilidades individuales de cada niño. A partir de ahí, el objetivo del tratamiento consistirá en utilizar estrategias creativas que les ayude a concentrarse mejor, permanecer en la tarea y aprender y a sacar el máximo provecho de sus capacidades.

Algunos niños con TDAH  tienen dificultades en las interacciones sociales y pueden presentar una baja autoestima, por lo que el entrenamiento en habilidades sociales resulta de gran ayuda.

TDAH en Adultos

En los adultos, el TDAH se manifiesta de forma diferente respecto a los niños.
 
Estos son los signos y síntomas más comunes en la edad adulta:
 
  • Dificultad para concentrarse:

Distraerse fácilmente por actividades de baja prioridad o eventos externos que otros tienden a ignorar; dificultad para prestar atención al leer o escuchar a otros; dificultad para completar tareas completar tareas, incluso aquellas que parecen simples lo que lleva a errores o trabajo incompleto; poca capacidad para escuchar.

  • Hiperconcentración:

Tendencia a quedarse absorto en tareas que son estimulantes y gratificantes. Este síntoma paradójico se llama hiperconcentración. Este mecanismo de afrontamiento para la distracción, es una forma de desconectarse del caos. Puede ser tan fuerte que lleve a no prestar atención a lo que sucede alrededor.

  • Desorganización y olvido:

Habilidades organizativas deficientes (el hogar, la oficina, el escritorio o el coche están extremadamente desordenados); problemas para comenzar y terminar proyectos; olvidar citas con frecuencia: compromisos, fechas límite; perder o extraviar cosas constantemente (llaves, cartera, teléfono, etc).

Interrumpir con frecuencia a otros; falta de autocontrol; tendencias adictivas, expresar ideas sin reflexionar; actuar de manera imprudente sin tener en cuenta las consecuencias; problemas para comportarse de manera socialmente apropiada (por ejemplo, quedarse quieto durante una reunión larga).

  • Dificultades emocionales:

Ponerse nervioso y estresado con facilidad, irritabilidad, mal genio, baja autoestima y sensación de inseguridad, dificultad para mantenerse motivado, hipersensibilidad a las críticas.

  • Hiperactividad o inquietud:

Sentimientos de inquietud; agitación; pensamientos acelerados; aburrimiento; conductas arriesgadas; hablar en exceso; hacer muchas cosas a la vez; inquietud motora.

¿Cómo ayuda la terapia psicológica en el tratamiento del TDAH en Adultos?

En Estímulos te ayudaremos a aprender nuevas habilidades para hacer frente a los síntomas y modificar los hábitos que te están causando problemas.

La terapia se centra en controlar el estrés, la ira y los comportamientos impulsivos, se proporcionan herramientas para manejar el tiempo y el dinero de una forma más adecuada y mejorar las habilidades organizativas.

Los adultos con TDAH a menudo luchan con problemas que surgen de patrones de bajo rendimiento, dificultades académicas, frecuentes cambios de empleo y conflictos en las relaciones interpersonales. La terapia individual puede ayudarte a lidiar con este bagaje, incluida la baja autoestima, los sentimientos de vergüenza que puedes haber experimentado cuando eras niño y adolescente, y el resentimiento por las quejas y críticas que recibes de las personas cercanas a ti.

1ª sesión telefónica gratuita llámanos