Estímulos Psicología

Obsesiones y Compulsiones

¿Qué es el Trastorno Obsesivo-Compulsivo?

Es normal, en ocasiones, comprobar que la plancha esté desenchufada o preocuparse de que nuestras manos puedan estar sucias o contaminadas por gérmenes, o incluso, de forma ocasional, tener pensamientos violentos o desagradables. Sin embargo, cuando estos pensamientos o conductas empiezan a interferir de forma significativa con nuestra vida diaria podríamos estar hablando de un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). El TOC es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por pensamientos que se perciben como intrusivos, incontrolables y no deseados, comportamientos estereotipados y repetitivos que son muy difíciles no realizar. Si padeces TOC, probablemente reconozcas que sus pensamientos obsesivos y conductas compulsivas son irracionales, aún así, puede que te resulte imposible dejar de realizarlos o librarte de los pensamientos obsesivos.

Cuando las obsesiones y las compulsiones se vuelven un problema:

El hecho de que tengas pensamientos obsesivos o realices conductas compulsivas NO significa que tengas un trastorno obsesivo compulsivo. Si sufres TOC, estos pensamientos y comportamientos causan un gran malestar, ocupan mucho tiempo de tu vida (al menos una hora al día) e interfieren con tu vida diaria y tus relaciones.

La mayoría de las personas con trastorno obsesivo compulsivo tienen tanto obsesiones como compulsiones, pero algunas personas experimentan solo una u otra.

Los pensamientos obsesivos comunes en el TOC incluyen:

  • Miedo a ser contaminado por gérmenes, suciedad o contaminar a otros.
  • Miedo a perder el control, hacerse daño a sí mismo o a los demás.
  • Pensamientos intrusivos con imágenes violentas o sexualmente explícitas.
  • Enfoque excesivo en ideas religiosas o morales.
  • Miedo a perder o a no tener cosas que se puedan necesitar.
  • Orden y simetría: la idea de que todo debe alinearse «a la perfección».
  • Supersticiones; atención excesiva a cosas o acontecimientos considerados «mágico», debidos a la suerte o la mala suerte.

Los comportamientos compulsivos comunes en el TOC incluyen:

  • Comprobación excesiva de cosas, como cerraduras, electrodomésticos e interruptores.
  • Controlar repetidamente a sus seres queridos para asegurarse de que estén a salvo.
  • Contar, hacer tapping, repetir ciertas palabras para reducir la ansiedad.
  • Pasar mucho tiempo lavando o limpiando.
  • Ordenar o arreglar cosas de una manera concreta.
  • Rezar en exceso o participar en rituales provocados por el miedo religioso.
  • Acumulación de «basura» como periódicos viejos o recipientes de comida vacíos.

¿Cómo ayuda la terapia psicológica en los problemas relacionados con las obsesiones y las compulsiones?

La terapia cognitivo-conductual es el tratamiento más eficaz para el trastorno obsesivo-compulsivo y generalmente incluye dos componentes:

  • La exposición a la fuente de tu obsesión.
  • La terapia cognitiva, que se centra en reestructurar creencias sobre tus pensamientos catastróficos y el sentido exagerado de responsabilidad que sientes, además de dotarte de herramientas efectivas para responder a los pensamientos obsesivos, sin recurrir a comportamientos compulsivos.

1ª sesión telefónica gratuita llámanos