Estímulos Psicología

Trastornos de Personalidad

¿Qué es un Trastorno de la Personalidad?

Los trastornos de personalidad se caracterizan por un patrón de pensamiento, funcionamiento y comportamiento rígido que provoca problemas y limitaciones en las relaciones, las actividades sociales, el trabajo o la escuela

Los síntomas son diferentes según el tipo de trastorno de la personalidad, pero en general existe una dificultad para relacionarse con los demás y manejar el estrés.

Las personas con un trastorno de personalidad a menudo parecen inconsistentes, confusas y frustrantes para los miembros de la familia y otras personas que las rodean, incluidos los médicos.

Las personas con un trastorno de la personalidad pueden tener problemas para saber cuáles son las formas razonables, seguras y aceptables de tratar y comportarse con los demás.

Los trastornos de la personalidad suelen comenzar en la adolescencia o en la adultez temprana. 

El DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos) menciona diez trastornos de personalidad, los cuales se agrupan en tres grupos:

Grupo A (trastornos raros o excéntricos)

  • Trastorno paranoide de la personalidad.
  • Trastorno esquizoide de la personalidad.
  • Trastorno esquizotípico de la personalidad.

Grupo B (trastornos dramáticos, emocionales o erráticos)

  • Trastorno antisocial de la personalidad.
  • Trastorno límite de la personalidad.
  • Trastorno histriónico de la personalidad.
  • Trastorno narcisista de la personalidad.

Grupo C (trastornos ansiosos o temerosos)

  • Trastorno de la personalidad por evitación.
  • Trastorno de la personalidad por dependencia.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad.
Trastornos de Personalida

¿Cómo ayuda la Terapia Psicológica en el manejo y tratamiento de los Trastornos de Personalidad?

El tratamiento de los trastornos de la personalidad se realiza con psicoterapia. Es más probable que la terapia sea eficaz cuando las personas buscan tratamiento y están motivadas para cambiar.

Los medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas, y pueden ayudar a controlar ciertos rasgos problemáticos de la personalidad,

Principios generales de tratamiento:

Aunque los tratamientos específicos difieren según el tipo de trastorno de personalidad, la terapia, en general, tiene como objetivo:

  • Tener las emociones bajo control: entrenamiento en habilidades como tolerancia al estrés y regulación de emociones.
  • Cambiar las creencias disfuncionales sobre uno mismo, los demás y el mundo.
  • Efectividad interpersonal.

Los trastornos de la personalidad pueden ser particularmente difíciles de tratar, por lo que es importante elegir un terapeuta que tenga experiencia, no juzgue y que pueda comprender la imagen que tiene la persona de sí misma, sus rasgos problemáticos y sus fortalezas. 

1ª sesión telefónica gratuita llámanos